Una clase de Biodanza

También puedes visitarnos y seguirnos en nuestra espacio en Facebook · Esencia Biodanza ·

Una clase de Biodanza

Las siguientes líneas las escribí para un blog a finales de 2012, durante mi primeros pasos de Biodanza en Madrid. Significó tal descubrimiento, que lo vivía con desbordante pasión:

"Sábado 7 de la tarde,... comienza la tercera sesión de 2 horas de Biodanza. Tema trabajado: VITALIDAD. Suena la música, se oye una batería... Los Bravos... Black is Black... cuantos años... los pies despiertan con la guitarra, despacio, van 4 horas... los ojos se entrecierran, sienten la música, la mente se va... hacemos ronda, unimos las manos más de 40 personas, empezamos a girar y el cansancio va desapareciendo, las sonrisas de todos, sus alegres miradas no dejan espacio... la cadera empieza a acompañar, pronto los brazos, el cuerpo vibra, los pies ya saltan!... la clase... ha empezado!
Nureyev
 
Suenan violines, es una orquesta, ritmo creciendo trepidante a veces, el cuerpo lo sigue, ...suaaaave.., o impulsivamente, el ritmo cambia de pronto, estalla en explosión, el cuerpo salta, más alto... ¡y más alto aún! ¡explota también! ¡nadie lo gobierna!... ¡es Nureyev quien salta! nadie mira a los demás, ¡todos los grandes de la danza están allí! ¡sus expresiones lo dicen! ¡su entrega no deja lugar a dudas!
y...la música cesa con el último aliento, paramos, cerramos los ojos... sentimos, nos sentimos, el corazón grita, el cuerpo no existe un momento, solo el vacío, la nada... o todo...
 
Comienza otra vez... ahora... voces lejanas... tambores, son ritmos antiguos... una danza africana! nos dicen que no movamos piernas, ni brazos... solo el cuerpo, cadera y pecho, el resto solo acompañará... suben los tambores, la cadera acepta la orden, empieza a mandar, el pecho se pica! ambos compiten, quieren acción! es su momento! no hay orden, están vivos, convulsionan; brazos, piernas, cabeza... se han ido! aguantan como pueden la lucha! es la catarsis!! no hay clase, no hay espacio, ni tiempo, es África, la vida, la superviviencia, el ser supremo, el instinto... Soy Yo!!
 
y...la música cesa con el último aliento, paramos, cerramos los ojos... sentimos, nos sentimos, el corazón grita, el cuerpo no existe un momento, solo el vacío, la nada... o todo...
Poco a poco, tras breve descanso, viene la siguiente, es... una danza guerrera... por parejas... enfrente una mujer, no recuerdo su nombre, no importa, varios abrazos suyos ya me dijeron todo... unos 70 años, nos miramos a los ojos, preparados para luchar, suenan trompetas, tambor... Carmina Burana! va en serio! nos vamos tanteando... no pierdo de vista sus ojos, ni ella los míos, los pies se mueven, nos tanteamos... entran los platillos! el tambor redobla, ataco! es la vida, luchamos! avanzamos! golpeamos! retrocedemos... vuelven las trompetas! continuamos, ambos queremos vivir!
ella me ataca... más bien... me lanza un susto!! no puedo evitarlo! me echo a reiiiir!!! jajaja, qué ataque era ése?? ella también se parteEeEee...
ahora nos situamos frente a frente a nuestro adversario, cada uno en un extremo de la sala... recobrando el aliento, mirando fijamente a sus ojos, los del guerrero con el que nos acabamos de batir... suena Theology, de Basil Poledouris, que va calmando nuestro pecho, después de la guerra... viene la paz... Nos vamos acercando, despacio... paso a paso, sin dejar de mirarnos a los ojos... ya no se ve un guerrero, solo se acerca la persona. Paramos a un metro, la paz ya es total, su piel me dice una edad, sus ojos... me dicen otra, detrás de ellos no hay solo un corazón, efectivamente... hay una guerrera, veterana luchadora... que solo quiere... lo mismo que todos...
es momento de descansar, se apaga la luz... suena el piano... con él... está John Lennon. Cuarenta personas van al centro de la sala, el facilitador en el centro, 2 personas le abrazan, el resto les sigue, todos se unen, cuerpo con cuerpo, un solo abrazo... el facilitador se empieza a mecer, el grupo se mece con él... alguna cabeza se apoya en mi espalda, yo tengo la mía sobre la de Pedro, el siempre amable Pedro, varios brazos abrazan mi cuerpo, varios cuerpos... se funden al mío, '...Imagine all the people living life in peace...' se oye algún gimoteo, las lágrimas no se contienen más, '...you may say I'm a dreamer, but I'm not the only one...' de repente una sensación... de reencuentro, con tu madre, con... tu verdadera familia... '... I hope some day you'll join us... and the world will live as one'. No se puede pedir más, es el éxtasis, el cuerpo ya no tiene energía... el alma... ¡rebosa de ella!
Solo queda despedirnos, agradecer a todos su presencia, compartir miradas de comprensión, de entendimiento, de lo que allí se ha compartido... y con una sonrisa infinita, ir a casa a descansar con la sensación de no faltar nada, experimentando... la plenitud.
Y eso es todo aunque en realidad al terminar la clase nos fuimos a tomar bio-cañas y bio-raciones jajajaja.
Y bueno, lo he explicado lo mejor que he podido pero que todo el mundo sepa que si ahora cree saber lo que es la biodanza.... te digo yo que si no lo ha probado, creo que no tiene ni idea jajaja pero ahí estará para cuando quiera saberlo
¡Que lo biobailen bien!"