BIODANZA Y ARQUETIPOS

También puedes visitarnos y seguirnos en nuestra espacio en Facebook · Esencia Biodanza ·

¿Consciente o inconsciente?

El inconsciente es ese lugar de la mente que nos hace tener pensamientos y comportamientos sin que nos demos cuenta.

Carl Jung, médico psiquiatra y psicólogo, muy reconocido hoy día, colaborador de Freud y pionero de la psicología profunda.
En la medida que hacemos consciente lo inconsciente, sabemos más de nosotr@s mism@s, y podremos usarlo para nuestro bienestar.
¿Cómo hacer consciente lo inconsciente?
Para responder a esta pregunta, introduciremos antes dos conceptos clave
Arquetipos e inconsciente colectivo
Jung descubrió que las sociedades humanas tienen tendencias naturales, no aprendidas, que todos tenemos en común y que no depende de las experiencias propias de cada persona. A esto lo llamó Inconsciente Colectivo y a las diferentes tendencias, arquetipos.
Del mismo modo, observó que por circunstancias culturales, familiares y personales, todos tenemos unos arquetipos más activos, y otros más dormidos.
También se dio cuenta de que estos arquetipos están presentes en los cuentos, leyendas y mitos de todas las culturas conocidas, y entendió que es así porque están en el inconsciente de toda la humanidad.
Algunos arquetipos son:
  • Zeus.- El líder, el don de mando…
  • Deméter.- La nutrición, la protección, la madre cuidadora…
  • Perséfone.- El mundo interior, la inactividad, la intuición…
  • Poseidón.- La pasión, las emociones...
  • Ares.- El guerrero, la agresividad...
  • Afrodita.- La sensualidad, la seducción…
  • Atenea.- La estrategia, lo racional…
  • Dionisos.- El riesgo, lo impulsivo, lo instintivo…
  • Hermes.- La comunicación, los recursos…
  • El Ave Fénix.- La capacidad de renacer y transformarse…
Todas estas capacidades, tanto sus luces como sus sombras, están latentes en todos nosotros.
Trabajarlas y equilibrarlas nos permite desarrollar nuestros potenciales, son una gran fuente de poder personal. Estos arquetipos son partes de nosotros mismos, que al ser estimuladas nos permiten vivir más plenamente y alcanzar todo lo que podemos ser.

No nos desarrollamos de manera aislada al resto de la sociedad, sino que el contexto cultural nos influye en lo más íntimo, transmitiéndonos esquemas de pensamiento y de experimentación de la realidad que son heredados.

Antes de su muerte, Jung declaró que a su trabajo de investigación sobre el inconsciente y los arquetipos, le faltaba una parte corporal, entendió que el verdadero conocimiento, integrado en nosotros, de los arquetipos, pasaba también por una comprensión a nivel celular, a un sentir por medio del cuerpo.
Rolando Toro, creador de la Biodanza, psicólogo y antropólogo, recogió el trabajo realizado por Jung e incorporó la parte corporal que le faltaba.

 

Mediante diferentes ejercicios, dinámicas y danzas de Biodanza, podemos encarnar esos arquetipos, vivir en nuestro cuerpo esas cualidades y reconocerlas. Al despertarlas en nosotros y sentirlas, nos apropiamos un poco más de cada arquetipo, de nuestra fuerza o nuestra sensibilidad, de nuestra intuición o nuestra parte racional… cada uno en la medida que lo necesita. Haciéndonos así más completos y equilibrados.
En definitiva, el trabajo con los arquetipos trabaja a nivel inconsciente, lo cual lo hace profundo y transformador. Haciéndolo además a través del cuerpo en la Biodanza, nos deja una memoria de sensaciones que nos permitirá traer sus cualidades a nuestra vida más fácilmente cada vez que lo necesitemos.